Las vida desde una perspectiva de Fortalezas

Hace un poco más de 70 años, Martin Luther King escribió, “Debemos recordar que la inteligencia no es suficiente. Inteligencia más carácter— ese es el verdadero objetivo de la educación. La educación integral no solo nos da el poder de concentración, sino que también objetivos merecedores de nuestra concentración.” Este año se cumplen 15 años en que la teoría sobre el carácter tomó forma y se dio a conocer al público y, sin embargo, a la fecha son aún pocas las personas que saben a lo que me refiero con este concepto. Es una lástima la velocidad de propagación y adopción de muchas buenas ideas.

Fue en el año 2004 cuando los psicólogos Christopher Peterson y Martin Seligman colocaron la primera semilla de lo que hoy se conoce como la ciencia del carácter con la publicación de su Manual de Fortalezas y Virtudes. Su extenso trabajo consistió en rastrear, identificar y organizar virtudes y fortalezas de carácter que la humanidad, a través de su historia, está de acuerdo que conducen a una vida con más sentido y plenitud. Esta publicación catalizó la creación de un nuevo campo dentro de la psicología positiva y no tardó mucho en que le siguieran otras investigaciones relevantes como el descubrimiento que nuestro carácter es definido por nuestra genética, pero aún más por las personas a nuestro alrededor y nuestro tipo de mentalidad, o que el enfoque de construir sobre las fortalezas ya existentes dentro de nosotros produce cambios positivos más duraderos que el enfoque de reparar nuestras debilidades y carencias, o que podemos ayudar en la formación del carácter de otras personas si apreciamos y le ponemos más atención a las fortalezas de carácter de otros, o que cuando entendemos y activamos nuestros rasgos positivos nos volvemos más resilientes, manejamos mejor el estrés y nuestra vida adquiere más significado.

Han habido muchas diferentes teorías acerca del carácter en estos últimos años y a lo largo de la historia, pero en lo que los científicos de este campo están en común acuerdo es que el carácter importa y que las fortalezas de carácter pueden ser aprendidas, practicadas y cultivadas. El carácter puede ser desarrollado. Y entonces, si el concepto del carácter suena tan prometedor y las fortalezas de carácter parecen estos superpoderes que se activan cuando enfocamos nuestra atención en ellas, ¿por qué este concepto aún no ha sido adoptado por la humanidad?, ¿por qué aun no podemos mantener la mejor versión de nosotros mismos?, ¿por qué la humanidad no es más justa, valiente, sabia o compasiva? Porque todo cambio inicia con nuestra atención, y lo que es aún más, toda transformación compleja requiere nuestra atención sostenida y constante. El concepto del carácter como lo conoce hoy la ciencia es una muy buena idea que vale la pena ser propagada, pero se requiere estar consciente de esta idea para adoptarla en nuestra vida, adaptarla a nuestra vida. El desarrollo de nuestro carácter requiere de nuestra atención prolongada para traducir la intención en repetición y consecuentemente, traducir la repetición en la formación de hábitos.

No hay nada que haya sido escrito en este artículo con la capacidad para transformar tu carácter. Solo la invitación que te hago a que decidas poner tu atención en otro lado. Es tu atención frecuente la que te hará más conocedor al respecto del carácter y las fortalezas que lo componen, sólo tu enfoque sostenido es lo que te empujará a practicar deliberadamente tus fortalezas insignia, es tu voluntad la que poco a poco cultivará tu carácter. Así que, incluso y cuando estemos 70 años demasiado tarde para el gusto Martin Luther King y 15 años atrás en el estudio de la ciencia del carácter, si insistimos en atender este aspecto de nosotros, aún no es tarde para empezar a cosechar.

Si te interesa seguir aprendiendo de las fortalezas de carácter, inscríbete a nuestro blog y quedate pendiente de nuestra siguiente entrada. Si quieres aprender más acerca de las fortalezas de carácter, ingresa a https://www.viacharacter.org/.

Eugenio Hugler es socio y cofundador de HOUP, empresa dedicada a facilitar a organizaciones en el desarrollo del carácter de sus miembros (alumnos, empleados, grupos de interés). Conferencista y ponente experto en distintos temas relacionados con el carácter de la persona.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s